El Monasterio cisterciense de Santa María de Valbuena se transformará en un hotel balneario

El Monasterio de Santa María de Valbuena

El Monasterio cisterciense de Santa María de Valbuena, ubicado en Valbuena de Duero (Valladolidm, Castilla y León), presenta  un prometedor futuro turístico. La empresa Castilla Termal Hoteles está acometiendo una inversión de  casi 14 millones de euros para su transformación en un hotel balneario con categoría de cinco estrellas. Se espera abrir sus puertas en el  primer trimestre de 2015.

En pleno corazón de la Ribera del Duero, el Monasterio de Santa María de Valbuena contará con  80 habitaciones (el 75% de ellas ‘superiores’) y  dispondrá  más de 18.000 metros cuadrados.

La zona termal rebasará los 2.000 metros cuadrados, con 16 cabinas de tratamientos, diferentes piscinas termales,un completo circuito de contrastes y una divertida piscina infantil. Asimismo, habrá una notable oferta de restauración, con dos restaurantes, salones para eventos con capacidad de hasta 350 personas y una cafetería con terraza.

Las dependencias de este hotel-monasterio se completarán con un moderno gimnasio, zona infantil, huerto ecológico, jardín de especias y una bodega de 140 metros cuadrados, además de 4,5 hectáreas de viñedo.

Por otro lado, el monasterio seguirá  albergando la sede de la Fundación Las Edades del Hombre, que tendrá  una nueva ubicación para sus talleres en un edificio de 600 metros cuadrados integrado y orientado hacia el río Duero.

Se trata de la primera iniciativa empresarial que cuenta con la participación de Alentia Capital Alternativo, la primera sociedad de inversión privada de España. Hoy en dia Alentia está compuesta  por 93 socios, fundamentalmente pequeños empresarios, economistas, abogados y profesionales independientes, pero también empresas conocidas   y entidades bancarias como La Caixa o Banco Santander.

El Monasterio de Santa María de Valbuena será, junto con el Hotel Balneario de Olmedo, también en Valladolid; el Hotel Termal El Burgo de Osma, en Soria; y el Hotel Balneario de Solares en Cantabria, el cuarto establecimiento que esté gestionado por Castilla Termal Hoteles, una cadena hotelera nacional especializada en turismo termal de calidad.

Foto vía  Wikipedia