The Edgewater, un gran hotel en Seattle

Seattle luce uno de los establecimientos hoteleros  más destacados de Estados Unidos de Norteamérica, pues además de su lujo y arquitectura, se ha alcanzdo fama mundial por hospedar  a dos de las bandas de rock más relevantes de la historia, The Beatles y Led Zeppelin, quienes se alojaron durante un tiempo en este lugar.

Así, el hotel Edgewater fue construido para acoger  la Feria Mundial de Seattle que se organizó en 1962. En sus comienzos  fue denominado como Camelot, sin embargo al cabo de unos meses  fue renombrado como Edgewater Inn. Ahora es todo un icono de Seattle.

Esta hotel se encuentra en el número 2411 de Alaskan Way (Seattle, Washington). Cuenta con  cuatro pisos y 223 habitaciones, un completo restaurante, un notable bar y un salón de la fama de la música, en especial del rock debido al alojamiento de varias bandas musicales.

Se halla en la costa central de Seattle, en concreto, en un muelle sobre la bahía de Elliott, esto es, está levantado  sobre el agua, siendo el único hotel  en estar en dicha zona de la Seattle,  razón de su nombre.

Dos años después de su construcción,  el Edgewater  se hizo famoso por  albergar a The Beatles cuando visitaron Estados Unidos por primera ocasión en 1964, justo en el pleno apogeo de la Beatlemanía en todo el mundo.

A causa de  la relación de The Beatles con este  lugar, el  hotel cuenta con una suite con temas de esta banda musical y ha sido anfitrión de diversos eventos en homenaje al ‘Cuarteto de Liverpool’, así como un muro de la fama, en donde se ven objetos de estos músicos alojados aquí.

A lo largo de los años, Edgewater ha acogido a  numerosos  músicos como The Rolling Stones, The Beach Boys, David Bowie o  Nirvana. Además, una de las mejores bandas musicales de la historia, Led Zeppelin, vivió uno de los momentos más impactantes y míticos de la historia del rock en este hotel de Seattle.

Así, en el año 1969, mientras los miembros de Led Zeppelin  pescaban desde su habitación del Edgewater, el baterista John Bonham metió a una groupie (una persona que busca intimidad emocional y sexual con un músico preferido) al cuarto y la leyenda dice ella les pidió ser desnudada y sujetada con cuerdas, para después recibir todo tipo de placer sexual con un pescado recién salido del mar.

Dejar un comentario