Dormir en Viena

Austria es uno de las naciones más turísticos del planeta. Los precios en los hoteles del centro de  Viena suelen ser algo caros.  Resulta difícil encontrar una habitación con baño por menos de 60 euros, a no ser de que se trate de alojamientos privados o de albergues juveniles; ya a un par de kilómetros del centro urbano, las tarifas disminuyen sensiblemente.

Los hoteles de Viena están clasificados a través de estrellas como sucede  en España. Los de cinco y cuatro estrellas suelen contar con  instalaciones de fitness, sauna, piscina y deportes. Asimismo, los Hoteles garni son establecimientos que sirven desayuno, mas que no cuentan con  restaurante.

La oferta de habitaciones en casa privadas o pensiones de ambiente familiar es enorme en la capital austríaca. Suelen tener poco espacio en los dormitorios, pero normalmente cuentan con un amplia sala de estar común para todos los huéspedes.

Si bien generalmente los apartamentos suelen alquilarse por semanas, fuera de la temporada alta se alquilan incluso por días. Para grupos de más de tres personas son  más económicos que un hotel.

Por otra parte, la Organización de Albergues Juveniles Austríacos cuenta con más de 100 albergues repartidos por todo el país. Aunque lo habitual es que las camas se encuentren en habitaciones comunes, no faltan habitaciones individuales o dobles, con o sin baño.

No hay límite de edad para hospedarse, si bien se requiere el carné de la asociación austríaca o de cualquier otra organización inscrita en la asociación internacional IYHF. No aceptan el carné Euro-26. Los precios van  de  los 14 a los 22 euros por persona/noche.

Asimismo, existen otros albergues de asociaciones privadas, religiosas o montañeras que no tienen inconveniente en aceptar huéspedes que no sean socios. Se consigue  información sobre estos albergues  en las oficinas de turismo de Viena.

Finalmente, existe la alternativa  de alojarse en un camping. Si bien no está permitida la acampada libre si no se ha pedido permiso al dueño del terreno con anterioridad.

Foto vía Viena

Una respuesta a “Dormir en Viena”

Comentarios cerrados.